HORARIOS DE ATENCIÓN : Lunes a Domingo - 6am a 10pm  
  CITAS EN EL : +57 4 444 - 2006                               

ORTOPEDIA

La Clínica del Campestre ofrece servicios de intervención quirúrgica necesarios cuando de patologías de columna se refiere.

La Columna es una estructura osteofibrocartilaginosa articulada y resistente que interviene como elemento de sostén estático y dinámico y como protectora de la médula espinal.

Profesional en Ortopedia con Subespecialidad en Columna: Doctor Sergio Arango Ortiz.

clinica del campestre

La Clínica del Campestre ofrece servicios de intervención quirúrgica necesarios cuando de patologías de hombro se refiere. El hombro es la parte donde se une el brazo con el torso. Está formado por tres huesos: la clavícula, la escápula y el húmero; así como por músculos, ligamentos y tendones.

Profesionales en Ortopedia con Subespecialidad en Hombro y Codo:clinica del campestre

Algunas de las patologías que se tratan en la Clínica son:

(Los procedimientos que realiza cada patología requieren una página para explicar cada uno.)

  • HOMBRO CONGELADO

  • INESTABILIDAD TRAUMÁTICA

  • MANGUITO ROTADOR


El hombro congelado o capsulitis adhesiva, es una condición que comienza gradualmente con dolor y limitación de los movimientos del hombro. El dolor y la pérdida de movimiento pueden hacerse tan severos que incluso las actividades de la vida diaria se hacen difíciles. Aunque se tienen muchos conocimientos acerca de esta condición, continúa habiendo considerable controversia acerca de sus causas y la mejor manera de tratarla.


¿Cómo es el hombro por dentro?

El hombro es la articulación más móvil del cuerpo humano, con una composición compleja de estructuras que trabajan juntas para proveer el movimiento necesario de la vida diaria. Desafortunadamente, esta gran movilidad resulta a expensas de la estabilidad.
Varios huesos y un andamiaje de estructuras de tejidos blandos (ligamentos, tendones y músculos), trabajan juntos para producir el movimiento del hombro. Estos interactúan para mantener la articulación en su lugar, mientras se mueve en mayor extremo de movimiento. Cada una de estas estructuras, tiene una contribución importante de estabilidad y movimiento para el hombro. Algunas actividades o deportes pueden incrementar las demandas sobre el hombro, y por ende producir lesiones si se exceden los límites del movimiento y las estructuras individuales son sobrecargadas

¿Qué es un hombro congelado?

El hombro congelado, también conocido como capsulitis adhesiva, es un engrosamiento y tensamiento de la cápsula que rodea la articulación glenomeral, la articulación ball and socket del hombro. Cuando la cápsula se inflama, la articulación produce la formación de adherencias. Esta cicatrización invade gradualmente el espacio necesitado para el movimiento dentro de la articulación, el dolor y la limitación severa de los movimientos, ocurren como resultado del tensamiento del tejido capsular.


Existen dos tipos de hombro congelado:

Capsulitis adhesiva primaria: Está sujeta a gran debate. Las condiciones específicas de esta condición, no se saben aun. Posibles causas incluyen cambios en el sistema inmune, o desequilibrios bioquímicos u hormonales. Enfermedades como la diabetes mellitus y algunos desórdenes neumológicos o cardiovasculares, pueden ser factor contribuyente. De hecho, los pacientes con diabetes tienen tres veces más riesgo de desarrollar capsulitis adhesiva primaria que la población general. Se pueden afectar ambos hombros (aunque no al mismo tiempo) y puede ser resistente a la mayoría de formas de tratamiento.

Capsulitis adhesiva secundaria: Se desarrolla secundaria a una causa conocida como rigidez, luego de lesiones al hombro, cirugía o periodo prolongado de inmovilización.

Sin tratamiento alguno, esta condición tiende a durar de uno a tres años. Muchos pacientes no quieren soportar el dolor y la limitación de este problema, mientras transcurre su curso natural. Incluso luego de muchos años, algunos pacientes continuaron presentando rigidez, pero ninguna limitación funcional o dolor importantes.


¿Cuáles son los signos y síntomas del hombro congelado?

El inicio de los síntomas, puede ser gradual o repentino, dependiendo de la causa de la condición. Con la capsulitis adhesiva primaria, el inicio de los síntomas es usualmente gradual, el inicio repentino de síntomas, generalmente sigue una lesión en el hombro.
El dolor y la pérdida de función, asociado con esta condición, puede hacerse tan severo que puede significativamente afectar la calidad de vida, e interrumpir el sueño o el trabajo.


¿Cómo se diagnostica un hombro congelado?

Solo se hace el diagnóstico luego de una historia clínica y un examen físico cuidadoso. El dolor y la pérdida de movimiento pueden ser los síntomas de muchas condiciones en el hombro, por ende una valoración detallada del rango de movimiento completo del hombro es importante. Una historia de cirugía o lesión reciente, o la presencia de enfermedades como diabetes; es información el ortopedista necesita para hacer el diagnóstico correcto.

Es importante reconocer los diferentes factores de pérdida de movimiento. La capsulitis adhesiva primaria está usualmente asociada con pérdida de movimiento en todas las direcciones. La capsulitis adhesiva secundaria tiene patrones más de pérdida de movimiento; afecta algunos movimientos pero no otros.

En la mayoría de casos, la historia y el examen físico son suficientes para determinar la presencia o ausencia de hombro congelado. Los estudios de imaginología pueden ser necesarios ocasionalmente para confirmar el diagnóstico y confirmar el diagnóstico e identificar otros problemas subyacentes.

  • Los Rayos X: Generalmente no revelan la causa de rigidez del codo en la capsulitis adhesiva primaria. Sin embargo, en la capsulitis adhesiva secundaria, los rayos x pueden mostrar signos de artrosis, fracturas o placas metálicas que pueden contribuir a la pérdida de movimiento.
  • Las imágenes por resonancia magnética: Muestran los tejidos blandos y pueden ser usados en casos donde existe sospecha de otro desorden, como ruptura del manguito rotador.
  • Un artrograma: Se puede usar concomitantemente con una resonancia para proveer mejor información acerca de las estructuras del hombro. Se inyecta líquido de contraste en la articulación del hombro y se obtienen imágenes. Este líquido crea contraste en la imagen, haciendo que la localización de la adhesión sea específica y que el espacio reducido del hombro congelado sea más visible.

¿Cómo se trata el hombro congelado?

 Tratamiento no quirúrgico: Para la mayoría de los pacientes con capsulitis adhesiva primaria, un plan soportado en terapia física restaurará la pérdida de movimiento, aunque pueden pasar más de seis meses para lograrlo. Es frecuentemente necesario combinar un programa domiciliario con terapia supervisada para máximas ganancias. La rigidez del hombro que resulta de capsulitis adhesiva secundaria es generalmente más resistente al tratamiento no quirúrgico, pero siempre se debe intentar un programa de terapia física, primero. Sin embargo, incluso con un programa de estiramientos agresivo con un Terapista experimentado. Este se muestra insuficiente cuando el hombro congelado se desarrolla luego de una lesión o cirugía previa.

En muchos casos, los medicamentos anti inflamatorios no esteroides, pueden ser de mucha ayuda en esta condición. Otros tratamientos como el hielo, calor y ultrasonido, pueden ayudar a aliviar el dolor. Estos tratamientos se recomiendan en la medida que son efectivos para el paciente.

La terapia supervisada se continua en la medida que el paciente muestra mejoría. Si luego de 16 semanas, el paciente no está mejorando, o al contrario está empeorando, se debe considerar el tratamiento quirúrgico.

Tratamiento quirúrgico: Los tratamientos quirúrgicos para tratar el hombro congelado incluyen manipulación cerrada, como también técnicas gastroscópicas y abiertas. El tratamiento quirúrgico de la capsulitis adhesiva primaria, solo se debe considerar una vez que el dolor se haya resuelto y la incomodidad esté presente solo en los extremos de movimiento. El dolor severo representa la etapa inflamatoria de la enfermedad. La cirugía durante esta etapa inflamatoria puede actualmente incrementar la lesión de la cápsula articular sumado a la pérdida de movimiento del paciente.

La mayoría de pacientes que no han tenido buenos resultados con programas de terapia no quirúrgico, tendrán buena respuesta con manipulación cerrada o liberación capsular artroscópica, seguido por terapia de movimiento agresiva.

Manipulación cerrada

La manipulación cerrada es una técnica en la cual el ortopedista estira y maniobra el hombro , tratando de romper el tejido cicatrizal y adhesiones en la cápsula articular. Aunque no se hacen incisiones, el paciente recibe anestesia general o regional que produce relajación completa de los músculos.

  • La manipulación cerrada o la liberación capsular artroscópica son usualmente el abordaje inicial quirúrgico a la capsulitis adhesiva primaria.
  • La manipulación puede también es una opción, si la terapia física no ha restaurado el movimiento adecuado de lesión y cirugía.
  • Un paciente que ha tenido cirugía de hombro en los últimos tres meses, o que tiene historia de fragilidad ósea (ej. Ostopenia), no debe someterse a manipulación cerrada debido al riesgo de daño a la reparación de tejidos blandos, lesión nerviosa o fractura
  • Si existe una causa conocida de rigidez fuera de la articulación (que puede presentarse luego de cirugía del hombro), una técnica quirúrgica abierta es frecuentemente necesaria y la manipulación cerrada no se debe intentar.
  • El manejo del dolor luego de la manipulación es muy importante. Si el dolor no se controla, los pacientes tienden a limitar el movimiento del hombro, permitiendo que el tejido cicatrizal se desarrolle nuevamente. Para minimizar la incomodidad, los analgésicos de larga duración se administran frecuentemente generalmente a través de un catéter. Luego un programa de estiramiento para restablecer el movimiento perdido, se inicia con un Terapista. Luego del alta del paciente, el programa debe continuar hasta que todo el movimiento se recupere.

Liberación capsular artroscópica

En algunos casos, un procedimiento de manipulación cerrara puede fallar en recuperar el movimiento al hombro. Estos pacientes pueden ser candidatos a liberación capsular artroscópica selectiva, que ha probado ser un método seguro y efectivo para eliminar tejido cicatrizal de la cápsula. Durante una artroscopia, un instrumento de fibra óptica se inserta en la articulación. El tejido cicatrizal que rodea la articulación es removido y acto seguido se realiza una manipulación suave. Esto disminuye significativamente el riesgo de fractura u otra lesión si el hombro congelado ha estado presente por algún tiempo. Si es necesario, otros desordenes dentro del hombro pueden ser tratados al mismo tiempo.

  • Liberación abierta

En raras ocasiones se necesita un procedimiento abierto para liberar adhesiones. Este puede ser el caso, si existe tensión en tejidos externos a la cápsula no asequibles por artroscopia. Los pacientes con cirugías previas a lesión articular severa son sometidos a liberación abierta.


¿Qué tipos de complicaciones pueden ocurrir?

Las complicaciones luego de cirugía para hombro congelado son generalmente infrecuentes. Los problemas más comunes asociados con cualquiera de estos procedimientos, resulta de muy poca liberación, que falla en disminuir la rigidez o (rara vez ocurre), demasiada liberación que puede causar inestabilidad del hombro. Fracturas del humero, también se han reportado con manipulación cerrada. Los pacientes más viejos con huesos frágiles (ostopenia) están en riesgo para este tipo de complicaciones. En raros casos también han dañado reparaciones previas. Aunque las liberaciones artroscópicas son relativamente seguras, cuando se hacen en determinadas áreas, dentro de la articulación pueden llevar a lesión nerviosa.

  • RECUPERACIÓN

No quirúrgica

La recuperación del tratamiento no quirúrgico del hombro congelado puede llevar de dos a tres años. Es importante para los pacientes con hombro congelado comprender el curso natural de la enfermedad y cuánto puede resistir. Un programa domiciliario combinado con un programa supervisado con un Terapista experimentado, puede hacer que la recuperación sea rápida en muchos casos.

Quirúrgica

Luego de cirugía:

  • El paciente permanece en el Hospital por uno o dos días. Durante este tiempo, la medicación para el dolor se proporciona directamente a la articulación a través de un catéter.
  • Estando en el Hospital los pacientes comienzan un programa agresivo de movimiento del hombro, supervisado por una fisioterapeuta.
  • Se autoriza al paciente a usar el brazo para actividades de la vida diaria. No se usa cabestrillo.
  • Los pacientes son iniciados en un programa de estiramiento domiciliario que se debe hacer entre los citas de terapia hospitalaria.
  • Las incisiones quirúrgicas deben permanecer limpias, secas y cubiertas hasta la revisión con el cirujano, normalmente 10 días luego de la cirugía. Generalmente se remueven las suturas en esta visita.
  • El progreso se monitoriza con visitas regulares al ortopedista.
  • La fase de fortalecimiento del programa de rehabilitación, comienza cuando el paciente haya alcanzado un arco de movimiento completo y libre de dolor. Esto generalmente tardea por lo menos tres meses.

¿Por qué desarrollé el hombro congelado?

No tenemos una buena explicación para el desarrollo de hombro congelado en la mayoría de los pacientes. La mayoría de los casos parecen ser más frecuentes en mujeres diabéticos y aquellas con hipotiroidismo. Otros que desarrollan hombro congelado son los pacientes con lesiones previas y como resultado de estos desarrollan rigidez. El trauma puede ser moderado o severo y la respuesta del organismo a este evento, es probablemente más importantq que el evento mismo.


¿Cómo se puede tratar un hombro congelado?

La recuperación de un hombro congelado puede ser muy lenta, pero la terapia física puede acelerar el proceso. Generalmente esta patología comienza con dolor, seguido por el rápido desarrollo de rigidez. Usualmente cuando el dolor comienza a disminuir, la terapia física es efectiva en estirar nuevamente la cápsula.

El tratamiento quirúrgico se indica en casos no manejables. Esto es cierto, solo en casos en los cuales el dolor ha desaparecido y la contractura capsular no ha respondido a 6 meses o más de terapia física. La cirugía temprana de cara al hombro congelado generalmente representará más problemas con rigidez, luego de cirugía.

Generalidades

La inestabilidad en el hombro, se puede desarrollar de dos diferentes maneras: traumática (relacionado a trauma) y a traumática. El mejor curso de tratamiento entonces, es entender las diferencias existentes. Es así como, la inestabilidad de origen traumático, comienza cuando una lesión hace que el hombro sufra luxaciones recurrentes (repetidas). El paciente con inestabilidad a traumática tiene laxitud (elasticidad), en las articulaciones, lo que favorece que eventualmente el hombro se vuelva inestable.

La inestabilidad de origen traumática es más común en atletas jóvenes. Entre más joven y más activo sea el paciente cuando ocurre la primera luxación, existe también más tendencia a que se desarrolle una inestabilidad recurrente. Por ejemplo, si la primera luxación ocurre durante los años de pubertad, existe un 70% de riesgo para desarrollar una inestabilidad recurrente. Sin embargo los pacientes con edades por encima de los 40 años, con un primer episodio de luxación, tienen menos del 10% de riesgo de desarrollar inestabilidad crónica. Las estrategias de tratamiento se deben diseñar para satisfacer las necesidades de cada paciente, dependiendo de su edad y estilo de vida
¿Qué es inestabilidad traumática del hombro?

La inestabilidad traumática del hombro comienza con un episodio inicial de luxación que lesiona los ligamentos de soporte de la articulación del hombro. La glenoides (parte articular cóncava de la articulación) es una superficie relativamente plana que es profundizada levemente por labrum , un cartílago en forma de copa que rodea parte de la cabeza del humero. El labrum actúa como un guardachoques que mantiene la cabeza humeral firmemente dentro de los glenoides. Pero más importante aun, el labrum es el punto de inserción delos ligamentos estabilizadores del hombro. Una vez se rompe el labrum de su inserción en la glenoides, el soporte normal de estos ligamentos se pierde. El desarrollo de una inestabilidad recurrente, depende del tipo y cantidad de daño que se hace al labrum y los ligamentos de soporte.

La luxación más común y que más frecuentemente lleva a inestabilidad traumática, es en dirección anterior (hacia delante del cuerpo) e inferior (hacia los pies). Una caída sobre un brazo extendido que es forzado en dirección por encima de la cabeza o enrotación externa, son causas frecuentes de luxación. La luxación posterior (hacia atrás) es mucho menos común, generalemtne relacionada a episodios convulsivos o de electrocución y sicudo producida por acción de las fuerzas musculares.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas y signos de una infección?

Si el hombro está luxado generalmente tiene varias características :

  • El hombro duele mucho
  • El movimiento está severamente restringido
  • El hombro toma la apariencia de estar colgado hacia abajo y adelante, con un gran vacío por debajo del acronión en el área cerca de la clavícula
  • La cabeza humeral es visible como una prominencia en la parte de adelante del hombro, o en la axila.

El acto de volver el brazo a su origen, llamado reducción, usualmente requiere de una visita al departamento de Urgencias. Algunos individuos con luxaciones recurrentes, eventualmente se vuelven expertos en reducirse ellos mismos la luxación.

Diagnóstico

¿Cómo se hace el diagnóstico de una luxación e inestabilidad traumática de hombro?

Como regla general, una luxación traumática es muy evidente. El paciente generalmente sostiene el brazo contra el cuerpo, ya que cualquier movimiento produce dolor. Un gran defecto bajo al acronión y una prominencia en la axila, son claves de la dirección de la luxación. Sin embargo, en los casos en que el hombro se reduce espontáneamente, el diagnóstico puede ser más difícil. Los pacientes pueden solo reportar la sensación de sentir el hombro “resbalarse” antes de que ocurra la reducción espontánea.

Una vez reducido el hombro, el alivio del dolor es inmediato. Sin medicación, algunos pacientes son incapaces de relajar la musculatura del hombro para que se produzca la reducción.

•Los Rayos X ron tomados usualmente para confirmar la luxación, su dirección y para asegurarse de si existe una fractura relacionada. Luego de la reducción, se realiza nuevamente una toma de Rayos X para confirmar la posición adecuada de la reducción y valorar otras lesiones asociadas. Los Rayos X pueden, por ejemplo, mostrar una lesión tipo “Bankart Óseo” es decir una fractura de la porción anterior e inferior de la glenoides. La presencia de esta fractura indica que el labrum y los ligamentos en la parte anterior del hombro, no están más insertados en su posición normal en la glenoides.

•Si los Rayos X no revelan tal fractura, se puede ordenar un artrograma o una resonancia magnética. En este examen para diagnóstico, se puede evaluar el estado del labrum y los ligamentos. La lesión de Bankart (desinserción de la porción anterior e inferior del labrum de la glenoides), es la causa más común de inestabilidad recurrente, luego de un trauma de hombro.

Tratamiento

¿Cómo se tratan una luxación y la inestabilidad traumática de hombro?

La reducción inicial de una luxación puede ser difícil. La contractura muscular causada por el dolor puede atrapar la cabeza húmera contra la glenoides.

Una tracción sostenida y suave son necesarias para alcanzar una reducción. Una vez reducido el hombro, se debe usar un cabestrillo por algunos días para proteger el hombro y así aliviar el dolor. La terapia física ayuda luego al paciente a recuperar movimiento en la articulación.

Tratamiento no quirúrgico

El tratamiento inicial para la inestabilidad recurrente del hombro, e centra en la terapia física. El fortalecimiento de los músculos del manguito rotador y la musculatura periescapular (los que están alrededor de la escápula) le brindan estabilidad a la articulación. La meta de la terapia física es ayudar a la musculatura alrededor del hombro a proveer la estabilidad que los ligamentos rotos ya no pueden proveer. La terapia para la inestabilidad recurrente debe ser cuidadosamente diseñada para cada paciente, ya que ésta condición frecuentemente causa aprehensión parala realización de ciertas posiciones o ejercicios. Muy frecuentemente la terapia física ayuda a recuperar el movimiento perdido, reduce dicha aprehensión y recupera la función del hombro.

  • ROTACIÓN EXTERNA. Parándose paralelo a una banda elástica de resistencia, el codo debe estar flexionado a 90° y en el lado del cuerpo. La mano debe rotar lentamente lejos del cuerpo, usando el codo como una bisagra; se debe llevar la rotación hasta que el brazo esté en posición neutra.
  • PÉNDULOS. Al flexionar la cintura, el brazo afectado debe colgar relajado. El brazo debe moverse en todas las direcciones, usando el movimiento de éste.

Tratamiento quirúrgico

Usualmente se recomienda tratamiento quirúrgico si la inestabilidad recurrente no puede ser controlada con terapia física y modificación de actividad. La meta de la cirugía es recobrar la estabilidad del hombro con la menor pérdida de movimiento. Todos los procedimientos diseñados para estabilizar el hombro, producen algo de pérdida del movimiento. Los procedimientos actualmente utilizados para inestabilidad anterior del hombro, intentan restaurar la anatomía normal sin tensionar los ligamentos más de la cuenta. En ciertas circunstancias, como en pacientes jóvenes que tienen un riesgo más alto de reluxación o en atletas de contacto que piensan seguir su participación en deportes que ponen su hombro en riesgo, la cirugía puede realizarse luego de su primera luxación.

Reparación abierta del labrum

Actualmente el procedimiento de elección para la inestabilidad anterior es una reparación abierta del labrum con una plicatura capsular anterior. Este procedimiento se realiza a través de una incisión de 2 a 3 pulgadas en la parte anterior del hombro. El labrum roto es reparado y la cápsula anterior del hombro sobredistendida, es imbricada (tensionada), para disminuir su tamaño. Este procedimiento es exitoso en aproximadamente el 95% de los casos para eliminar luxaciones recurrentes.

Técnicas artroscópicas

Recientemente, los procedimientos artroscópicos como la reparación de la lesión tipo Bankart se han venido usando para reparar el labrum roto y disminuir la laxitud de la cápsula. Las técnicas artroscópicas tienen un 80% de éxito. Estos procedimientos se realizan con visualización a través de un aparato pequeño de fibra óptica y la inserción de un instrumento especial para reparar el labrum desinsertado. Es lógicamente más difícil técnicamente realizar el procedimiento usando el artroscopio.

¿Qué tipo de complicaciones pueden ocurrir?

Las principales complicaciones de las técnicas de estabilización anterior son inestabilidad recurrente y/o pérdida de movimiento. La frecuencia de inestabilidad recurrente depende en gran parte de la técnica usada para la reparación. La pérdida del movimiento puede ser severa y es una función de sobretensionar la cápsula anterior. En general, el hombro operado no debe perder más de 10° de rotación externa. Otros riesgos pequeños (menos del 1%) incluyen infección, rigidez postquirúrgica, daño nervioso y lesión a vasos sanguíneos.

Recuperación

  • Recuperación con tratamiento no quirúrgico
    • Los pacientes que tienen su primer episodio de luxación y que no desarrollan inestabilidad recurrente, frecuentemente recuperan movimiento completo en el curso de 4 a 6 semanas de terapia física.
    • Los pacientes que si desarrollan inestabilidad recurrente, tienen periodos más largos de rehabilitación y deben concentrarse en fortalecer la musculatura del hombro. Ejercicios diarios en un programa domiciliario, se recomiendan para ayudar y prevenir eventos de inestabilidad
  • Recuperación quirúrgica
    • El paciente usará un cabestrillo por las primeras 4 ó 6 semanas. Esta inmovilización protege el labrum reparado mientras se cicatriza la glenoides. Hasta que el ligamento cicatrice, la reparación depende de las suturas usadas para asegurar el labrum.
    • Durante este periodo de inmovilización, se autorizan movimientos de codo y muñeca.
    • Una vez terminado el proceso inicial de cicatrización, puede iniciarse la terapia física. Las primeras ocho semanas, se hace énfasis en recuperar arcos de movilidad, generalmente por 8 semanas luego de la cirugía, o hasta recuperar completamente la fuerza muscular.
    • Los deportes como el tenis o el baseball, se reinician tres meses luego de cirugía.[/accor_block]

Generalidades

Las lesiones del hombro son comunes tanto en la población de atletas jóvenes como en la población anciana. En cada uno de estos grupos etareos, existen numerosas causas de hombro doloroso. Dos de los problemas más comunes ocurren en el estrecho especio entre los huesos del hombro. La información en esta área lleva a un SÍNDROME DE PINZAMIENTO o daño de los tendones, conocido como RUPTURA DEL MANGUITO ROTADOR.

Estos dos problemas pueden existir separadamente o en conjunto. Generalmente las rupturas del manguito rotador son el resultado del síndrome de pinzamiento y cambios en los tendones del manguito rotador relacionados con la edad.

¿Qué es el síndrome de pinzamiento?

El síndrome de pinzamiento ocurre cuando los tendones del manguito rotador y la bursa subacromial se pinzan en el estrecho espacio debajo del acromion. Esto causa que los tendones y la bursa se inflamen y edematicen. Este pinzamiento empeora cuando el brazo es elevado, alejando del lado del cuerpo. El pinzamiento puede desarrollarse con el tiempo como resultado de lesión menor o como resultado de movimientos repetitivos para llevar a la inflamación de la bolsa.

Algunas formas particulares del Acromion pueden hacer a ciertas personas, más susceptibles de problemas por pinzamiento entre el Acromiony la bursa. Con la edad y el inicio de las artrosis degenerativas, el Acromion puede desarrollar osteofitos o prominencias óseas que pinzan aun más el espacio. El pinzamiento es causado por los osteofitos en el Acromion son comunes en pacientes más viejos que trabajan en ocupaciones que requieren posición de la extremidad por encima de la cabeza. Las prominencias óseas también pueden resultar en alguno de los ligamentos del arco coracoacromial que se clasifiquen.

El pinzamiento se clasifica en tres grados:

  • GRADO I: Se caracteriza por inflamación marcada de la bursa y los tendones.
  • GRADO II :Tiene engrosamiento progresivo y cicatrización de la bursa.
  • GRADO III: Ocurre cuando existe evidencia de degeneración y ruptura del manguito rotador.

¿Qué es una ruptura del manguito rotador?

La irritación continua de la bursa y los tendones del manguito rotador, pueden llevar a ruptura de estos últimos. El tendón del músculo supra espinoso es el tendón más frecuentemente comprometido entre los músculos del manguito rotador. Este músculo forma la parte superior del manguito y se encuentra en el espacio estrecho debajo del Acromion. Está sujeto al máximo pinzamiento de todos los músculos del manguito rotador.

Las rupturas del maguito rotador pueden ser el resultado de una lesión traumática o de deterioro en el tiempo. El paciente puede estar sintomático, pero en la mayoría de los casos, no experimenta ningún síntoma. En pacientes jóvenes activos, las rupturas del manguito de espesor total, son poco comunes. Cuando llega a ocurrir, generalmente son el resultado de lesiones de alta energía asociadas con actividades deportivas por encima de la cabeza o lanzamiento. En los pacientes más viejos, las rupturas del manguito rotador tienden a ser el resultado de sobre uso en el tiempo. Diversos estudios científicos demostraron que 2/3 de la población de 70 años de edad, tienen rupturas del manguito rotador y que la mayoría de estas personas no tienen síntomas.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas y signos del síndrome de pinzamiento?

Más frecuentemente el inicio de los síntomas está relacionado a un episodio de sobreuso. En muchos pacientes, el episodio ocurrió en el pasado y el hombro ha fallado en volver a lo normal.

Los síntomas del pinzamiento están marcados por dolor.

  • El dolor es fuerte e intermitente en las etapas tempranas.
  • A medida que el pinzamiento progresa, el dolor se hace una molestia constante.
  • Aunque el dolor está usualmente presente después que el pinzamiento se establece, el evento original que llevó al problema es con frecuencia, relativamente menor y no se le recuerda como doloroso.
  • Una vez comienza la inflamación, cualquier movimiento se vuelve doloroso. Los movimientos por encima de la cabeza , tienden a incrementar el dolor. Existe
  • Existe nuevos espacio para la bursa, cuando el brazo está en esta posición, causando más compresión en la bursa.
  • Los movimientos del brazo a nivel de la cintura no son dolorosos. En esta posición, existe más espacio para la bursa, y por ende está menos comprimida.
  • El dolor generalmente se incrementa en la noche por dos razones: primero, el edema y la inflamación tienden a empeorar a medida que el hombro es usado durante el día y esto lleva a más dolor durante la tarde, permitiendo que el dolor se torne en un punto mayor de atención.

¿Cuáles son los signos y síntomas de ruptura del manguito rotador?

Los síntomas de ruptura del manguito rotador, son muy similares a aquellos del síndrome de pinzamiento, con la queja adicional de debilidad. Esta debilidad varía dependiendo de cuál tendón del manguito rotador se ha roto. Por ejemplo, si el músculo supra espinoso es el comprometido (como es el caso más frecuente) habrá debilidad para la flexión interior y actividad por encima de la cabeza. Inicialmente, los pacientes no se dan cuenta de la cantidad de fuerza que han perdido cuando se rompe el manguito rotador.

Diagnóstico

¿Cómo se diagnostica el pinzamiento y la ruptura del manguito rotador?

Haciendo uso de una historia clínica detallada y un buen examen físico, el pinzamiento subacromial y las rupturas del manguito rotador, se diagnostican en el consultorio médico. Algunos exámenes pueden ser necesarios para determinar la naturaleza exacta de la ruptura del manguito rotador. Luego de la evaluación de los síntomas, el ortopedista realizará ciertas pruebas musculares, para determinar si hay rupturas en los tendones del manguito rotador y para descartar otras condiciones. El ortopedista puede colocar el brazo en posiciones que reproducen el dolor descrito y confirman el diagnóstico.

La evaluación inicial puede incluir

  • Una inyección diagnóstica, puede ayudar al ortopedista a distinguir entre pinzamiento subacromial y ruptura de espesor total del manguito rotador. Se inyecta un anestésico local a la bursa inflamada, para eliminar el dolor; si luego de esta inyección, la fuerza del hombro se recupera por la desaparición del dolor, lo más probable es que la debilidad se deba a dolor y los tendones del manguito rotador no estén rotos. Se sospecha una ruptura del manguito rotador , si la fuerza no se recupera mientras esté bloqueado el dolor.
  • Los rayos x pueden revelar signos de artrosis, fracturas y osteofitos en el acromion; también pueden mostrar cambios en la posición del hombro y la escapula que pueden sugerir una ruptura del manguito rotador. Estas imágenes son frecuentemente negativas en las etapas tempranas de su enfermedad. Los rayos x muestran estructuras óseas, más no tejidos blandos.
  • Una resonancia magnética permite al ortopedista ver la musculatura y otros tejidps blandos, no visibles con rayos x.
  • Un artrograma es otro método diagnóstico de ayuda en la sospecha de ruptura del manguito rotador. Se inyecta medio de contraste en la articulación del hombro y se toma una radiografía. Si existe ruptura, el medio de contraste pasará a través de esta lo hará visible en la radiografía.

Tratamiento

¿Cómo se tratan el pinzamiento y las rupturas del manguito rotador?

El pinzamiento subacromial y las rupturas del manguito rotador, se pueden tratar con o sin cirugía.

El tratamiento de ambas lesiones, usualmente comienza con un plan de tratamiento no quirúrgico. Más de 2/3 de los pacientes con pinzamiento, pueden esperar una mejoría significativa de sus síntomas con un programa de terapia física. Estos resultados son más bajos en pacientes ancianos y en aquellos con grandes osteofitos.

Cuando se produce una ruptura en pacientes jóvenes, generalmente el tratamiento quirúrgico es la primera elección. Los pacientes con este tipo de lesión se recuperan mejor, si se realiza cirugía tempranamente.

Generalmente esto es característico de pacientes por debajo de los 50 años, con rupturas de menos de cuatro semanas de evolución.

Tratamiento no quirúrgico

El tratamiento no quirúrgico es similar para pinzamiento subacromial y ruptura del manguito rotador. Una vasta mayoría de pacientes, mejoran con este primer tratamiento. Las metas del programa de terapia física incluyen:

  • Fortalecimiento de los tendones del manguito rotador.
  • Estiramiento global y recuperación de pérdida de movimiento por dolor e inflamación.
  • Permitir al húmero estar mejor posicionado debajo del Acromion, recubriendo la compresión de la bursa.
  • Medicación anti inflamatoria

La medicación con anti inflamatorios se puede prescribir para ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Muchos pacientes con ruptura del manguito rotador, pueden funcionar adecuadamente, si el dolor y la inflamación son controlados con medicación y terapia física. Esto es especialmente verdadero para los pacientes más viejos y aquellos con baja demanda para sus hombros.

Si los síntomas no han mejorado con este programa, el ortopedista puede recomendar una inyección de esteroides en la bursa. La cortisona, o un esteroide similar es frecuentemente combinado con un anestésico local para ayudar a controlar el dolor y a inflamación de la bursa. Las inyecciones con esteroides se deben usar cuidadosamente. Puede ocurrir daño de los tendones del manguito rotador, con más de 2 ó 3 inyecciones en el lapso de pocos meses. Los pacientes con diabetes, generalmente no son buenos candidatos para inyecciones con esteroides, por problemas con el control de glicemia.

Tratamiento quirúrgico

Pinzamiento subacromial

Un plan de tratamiento no quirúrgico, es frecuentemente todo lo que la mayoría de los pacientes necesita para mejorar su síndrome de pinzamiento. Sin embargo, un pequeño porcentaje de pacientes cuyo síntomas no han mejorado luego de 6 meses de terapia física dedicada, pueden ser candidatos de cirugía. Se debe siempre reevaluar el hombro para estar seguro que no existe ningún otro problema.

La descompresión subacromial expande el espacio entre el Acromion y los tendones del manguito rotador. Esto se puede hacer ya sea con incisiones abiertas o por artroscopia, dependiendo de la preferencia del cirujano. Durante una artroscopia, un instrumento de fibra óptica pequeño, se introduce en la articulación. En muchos casos es ortopedista puede observar y reparar el daño a través del artroscopia sin necesidad de grandes incisiones. El tejido cicatrizal o los osteofitos, pueden renovarse exitosamente con cualquiera de las dos técnicas. Si se encuentra una ruptura del manguito rotador en la cirugía, se debe reprar si es necesario.

Ruptura del manguito rotador

No todas las rupturas del manguito rotador requieren cirugía. Muchos pacientes están satisfechos con su progreso, luego de un plan de manejo no quirúrgico. Los pacientes que fueron incapaces de recuperar el movimiento perdido y fortalecer la musculatura circundante suficientemente, pueden necesitar una reparación del manguito rotador. Este es frecuentemente el caso de los pacientes más activos y jóvenes que generalmente se quejan de debilidad muscular, luego de un plan de terapia física.

Las reparaciones del manguito rotador se pueden hacer por una artroscopia o con incisiones abiertas. Las técnicas artroscópicas son nuevas y se limitan a tipos específicos de ruptura. Una reparación abierta que asegure los tendones del manguito rotador de regreso al húmero es actualmente el tratamiento e elección.

¿Qué tipo de complicaciones pueden ocurrir?

La frecuencia de complicaciones luego de cirugía son generalmente bajas. Los antibióticos preoperatorios se administran para reducir el pequeño riesgo de infección luego de cirugía; existe un poco de menos riesgo de infección, cuando se usan técnicas artroscópicas. Los riesgos de sangrado mayor o lesión nerviosa son extremadamente pequeños. La principal complicación postoperatoria, tanto de pinzamiento como del manguito rotador, es la rigidez articular.

Recuperación

El cuidado postoperatorio para el síndrome de pinzamiento y las rupturas del manguito rotador es similar. Las recomendaciones generales incluyen:

  • Mantener las incisiones secas por 2 ó 3 días, luego de cirugía.
  • Retirar las suturas entre 7 y 10 días después de la cirugía.
  • Los programas de rehabilitación para el síndrome de pinzamiento, comienza casi inmediatamente:
  • Los ejercicios para recuperar movimientos.

clinica del campestre

La mano es la estructura corporal de mayor exposición al trauma por estar en el extremo del miembro superior, así como por ser la herramienta de trabajo de gran cantidad de actividades laborales y lúdicas. Igualmente es un sitio frecuente de manifestación de enfermedades internas y sistémicas.

Composición anatómica

La mano inicia en la muñeca, donde están el cúbito y el radio que se articulan con los huesos del carpo. De allí parten los dedos, formándose desde los metacarpianos y terminando con las falanges. Esto suma 24 huesos, cada uno de los cuales puede fracturarse o ser sitio de enfermedades inflamatorias o degenerativas.

Igualmente tiene tres nervios principales, el cubital, el radial y el mediano. Estos nervios pueden sufrir traumatismos o compresiones que generan molestias e incapacidades que pueden llegar a ser muy complejas.

Para movilizar los dedos, existen los tendones, que actúan como cuerdas que halan de cada dedo y que pueden ser lesionados en heridas con instrumentos cortantes o ser sintomáticos en enfermedades inflamatorias que alteran su función.

Profesional en Ortopedia con Subespecialidad en Mano: Doctor Carlos Alberto González Cárdenas.

Las patologías más frecuentes que se tratan son:


TRAUMÁTICAS

Las fracturas de la muñeca y de los dedos son frecuentes. La mayoría de los casos son manejados con inmovilización y yesos, pero cuando son muy complejas o son difíciles para mantener en posición requieren cirugía.

  • Fractura de radio distal (Muñeca): corresponde a la fractura del radio y cubito en su extremo. Casi siempre debido a caídas apoyando la mano. Es más frecuente en los adultos mayores, en quienes la osteoporosis favorece la aparición de la fractura.
  • Fractura del escafoides: esta fractura es más frecuente en jóvenes, donde ocasionalmente pasa desapercibida por no generar gran limitación del movimiento ni dar mucha inflamación. Muchos de los casos requieren cirugía puesto que su cicatrización es difícil.
  • Fractura de los dedos: Cualquier dedo puede fracturarse, pero son los dedos de los extremos los más afectados. La mayoría de los casos es por traumas directos y generalmente pueden manejarse con inmovilización con yeso. Cuando están muy desplazadas o son conminutas (astilladas) se realiza manejo con cirugía.

INFLAMATORIAS

Corresponde a enfermedades donde la inflamación afecta una función de la mano, se puede dar en los tendones o en las articulaciones. Se dan principalmente en personas mayores o en quienes sufren patologías autoinmunes.

  • Dedo en gatillo: corresponde a la inflamación de los tendones flexores (los que doblan los dedos). Se manifiestan con resalto del dedo cuando se empuña la mano. El manejo se hace con infiltraciones, pero cuando no mejoran requieren cirugía.
  • Tendinitis de Quervain: es la inflamación de los tendones del pulgar en el dorso de la mano. Generalmente produce dolor con los agarres sostenidos. El manejo es con infiltraciones e inmovilización con férula del pulgar. Si esto fracasa se recomienda la cirugía.
  • Artritis: cualquier articulación de la mano puede sufrir esta enfermedad. Son dos grandes grupos, la artritis reumatoide y la osteoartrosis. El manejo generalmente es con antiinflamatorios. El papel del ortopedista inicia cuando hay deformidades importantes con alteraciones de su función.
  • Túnel carpiano: aunque no es propiamente una inflamación, corresponde a una compresión del nervio mediano que genera calambres en los dedos y pérdida subjetiva de la fuerza. Se maneja con infiltración e inmovilización con férulas nocturnas. Si los síntomas no se controlan se realiza cirugía para descomprimir el nervio.

TUMORES

Tendinitis de Quervain: es la inflamación de los tendones del pulgar en el dorso de la mano. Generalmente produce dolor con los agarres sostenidos. El manejo es con infiltraciones e inmovilización con férula del pulgar. Si esto fracasa se recomienda la cirugía.

Hay múltiples lesiones tumorales en la mano, pero rara vez corresponde a lesiones malignas. La mayoría de los tumores son gangliones, conocidos como “gomas” que generan molestias principalmente estéticas y menos frecuentemente dolor por compresión de otras estructuras. El tratamiento puede hacerse con aspiración e infiltración, pero cuando son muy grandes o se han reproducido se realiza extorción quirúrgica.

Los problemas de la cadera del adolescente y del adulto joven ofrecen un gran desafío al ortopedista porque el tratamiento y entendimiento de las enfermedades de la cadera en esta población han cambiado dramáticamente en los últimos años.

Los avances recientes en la fisiopatología de la artrosis secundaria, la mejoría en las imágenes y el desarrollo de nuevas alternativas quirúrgicas han contribuido a la rápida evolución de las posibles soluciones para las enfermedades de la cadera de los pacientes jóvenes.

El servicio de cadera del adolescente y el adulto joven se ofrece a los pacientes de los 16 a los 55 años con problemas de la cadera.

Los objetivos del servicio son:

  • Obtener un diagnóstico apropiado y ofrecer opciones de tratamiento a los pacientes jóvenes con enfermedad de la cadera.
  • Proveer cuidados para las patologías de la cadera y mejorar la salud y el nivel de actividad del paciente.
  • Ofrecer un espectro completo de soluciones quirúrgicas y no quirúrgicas para los pacientes jóvenes con enfermedad de las caderas.

La mayoría de los pacientes con reemplazo de sus caderas han tenido un problema de sus caderas por años, en las personas jóvenes dichos problemas producen discomfort (malestar), limitación de la actividad y artrosis de la cadera. Si la lesión es diagnosticada y tratada cuando el paciente está joven es probable que la cadera pueda preservarse y un reemplazo articular pueda evitarse o retardarse.

Las diferentes patologías de las caderas de los jóvenes incluyen:

  • Enfermedad displásica de la cadera.
  • Enfermedad de Perthes.
  • Secuelas de deslizamiento epifisiario femoral.
  • Pinzamiento femoroacetabulares.
  • Enfermedades del Labrum.
  • Enfermedad articular postraumática de la cadera.
  • Secuelas de infecciones articulares de la cadera.
  • Enfermedad articular de la cadera secundaria a enfermedades neuromusculares.
  • Enfermedades inflamatorias articulares.
  • Osteoartrosis moderadas o avanzadas.

Los pacientes jóvenes con sintomatologías que persisten por más de tres o cuatro meses deben solicitar una consulta ortopédica especializada. Los cuidados de la cadera del paciente joven son una disciplina nueva y que está evolucionando dentro de la especialidad de la Ortopedia, hoy podemos diagnosticar y tratar de manera temprana las deformidades debido a los avances en las imágenes de tomografía y resonancia magnética y ofrecer nuevas técnicas refinadas de preservación quirúrgica de la cadera como osteotomías de la cadera, osteoplastias articulares, desbridamientos articulares, reparaciones del labrum, resurpeficialización y en último caso reemplazo articular total.

Profesional en Ortopedia con Subespecialidad en Cadera: Doctor Carlos Augusto Sarassa Velásquez.

La Clínica del Campestre ofrece servicios de intervención quirúrgica necesarios cuando de patologías de rodilla se refiere.

clinica del campestreLa rodilla es una articulación que une el músculo con la pierna, formada por los huesos: fémur, rótula y pierna.

Profesionales en Ortopedia con Subespecialidad en Rodilla:


LESIÓN MENISCAL

¿Qué son?

Los meniscos son estructuras con forma de semiluna ubicadas en el interior de la rodilla que ayudan a la distribución de las cargas que pasan a través de ella.

Además tiene funciones de estabilización de la rodilla y por medio de sus fibras nerviosas ofrece funciones de propiocepción.

¿Cómo se produce?

El trauma de tipo rotacional es el mecanismo como se produce este tipo de lesiones, generalmente ocurrido durante la práctica deportiva, al quedarse el pie fijo y la rodilla girando.

¿Cuáles son los síntomas?

El paciente puede presentar en el momento del trauma dolor, derrame articular y limitación funcional. Posteriormente el paciente puede presentar episodios como bloqueo (la rodilla se queda atrancada) o de derrame.

¿Cuál es el tratamiento?

Las opciones son:

  • El tratamiento conservador el cual se realiza por medio de analgésicos y terapia física encaminada al manejo del dolor y fortalecimiento de ciertos grupos musculares.
  • El tratamiento quirúrgico se realiza en lesiones inestables del menisco, cuando está luxado o cuando el tratamiento conservador falla.

Cuando se decide el manejo quirúrgico también tenemos algunas opciones como la remodelación del menisco o su sutura.

La cirugía se realiza por medio de artroscopia, por pequeñas incisiones en la rodilla, la cual permite visualizar el interior de la articulación, para realizar una caracterización precisa de la lesión y definir el tipo de tratamiento que se va a realizar, que puede ser sutura o remodelación.

El manejo postquirúrgico es variable, depende del tipo de cirugía. El paciente sale de cirugía con vendajes en la rodilla, no requiere el uso de yesos u otro tipo de inmovilización, el apoyo y el reintegro a la actividad deportiva depende si el menisco se suturo o si simplemente se le realizó una remodelación.


RUPTURA DE LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR

¿Qué es?

El ligamento cruzado anterior (LCA) se encuentra en el interior de la rodilla y es un estabilizador de la traslación anterior y medial de la misma.

¿Cómo se produce?

Es secundaria a trauma en la cara lateral de la rodilla (Valgo) ocurrido principalmente en la actividad deportiva o secundario a traumas automovilísticos.

¿Cuáles son los síntomas?

El paciente puede presentar en el momento del trauma: dolor, derrame articular y limitación funcional. Posteriormente el paciente presenta episodios de inestabilidad (la rodilla se le va).

¿Cuáles son las consecuencias de la ruptura del LCA?

La lesión del LCA lleva al deterioro de la articulación de la rodilla, produciendo lesiones meniscales que pueden ocurrir en el momento mismo de la lesión o como consecuencia de la inestabilidad de la rodilla; que puede producir a la vez artrosis (desgaste) a largo plazo.

¿Cuál es el tratamiento?

Las opciones son:

  • El tratamiento conservador es decir sin cirugía en algunos casos puntuales.
  • El manejo quirúrgico en el que se remplaza el ligamento roto por un sustituto que se puede obtener del mismo paciente extrayéndole algunos tendones o se pueden usar Aloinjertos (es decir tomados de donantes cadavéricos) que son tratados previamente para evitar enfermedades trasmisibles. La cirugía se realiza por medio de artroscopia, por pequeñas incisiones en la rodilla que permiten visualizar el interior de la articulación para remover el ligamento roto y colocar el nuevo en la posición adecuada que remeda la del ligamento original.

El manejo postquirúrgico es variable, depende del tipo de cirugía, de las lesiones asociadas. El paciente no requiere uso de yesos en el postquirúrgico, la rehabilitación se comienza de manera temprana, pero el reintegro deportivo puede retrasarse por 6 meses o más.

clinica del campestreLa Clínica del Campestre ofrece servicios de intervención quirúrgica necesarios cuando de patologías de pie se refiere. El pie es una estructura biológica utilizada para la locomoción.

Profesionales en Ortopedia con Subespecialidad en Pie y Tobillo:

Las principales patologías que se tratan son, entre otras:


METATARSALGIA Y DEFORMIDAD DEL SEGUNDO DEDO

¿Qué es la metatarsalgia?

Es un problema en la región plantar de la parte anterior de los pies (antepié) a nivel de la base de los dedos. Va precedida por la presencia de un callo difuso plantar en el centro del antepié. Con el tiempo aparece un dolor tipo quemadura o ardor que se intensifica. Puede presentarse asociado a la separación del segundo y tercer dedo en diferentes grados. Cuando está muy avanzada la deformidad, se encuentra el segundo dedo “montado” sobre el dedo gordo y este presenta además un callo encima del dedo que es muy molesto o doloroso.

¿Por qué se produce?

Es un problema que aparece predominantemente en mujeres y tiene una relación estrecha con el uso de calzado de tacón y punta estrecha.

Aquellas personas con un segundo dedo más largo que el dedo gordo, llamado pie griego, también tienen mayor riesgo de presentar este problema.

¿Cómo se maneja?

El uso de calzado de tacón bajo (4-5 cms.) y suela blanda reduce el dolor. Las plantillas se utilizan en casos iniciales de la enfermedad, pero son difíciles de utilizar en el calzado convencional en mujeres. No se deben utilizar los callicidas o queratolíticos porque a pesar de que el callo es la causa del dolor, la causa del callo se debe a una mala distribución de carga y es esto lo que se debe corregir.

Cuando el manejo conservador no mejora los síntomas requiere manejo quirúrgico que va encaminado a corregir la distribución de carga de los metatarsianos mediante el acortamiento de aquellos que se encuentran más largos. Con esta cirugía se cae el callo de la planta y se quita el dolor. Sin embargo pueden persistir deformidades leves que desde el punto de vista estético molestan a las pacientes.

Esta es una cirugía ambulatoria con anestesia local en la pierna y asistida por sedación. Esto quiere decir que el paciente está dormido en cirugía y sólo tiene anestesia en la pierna que se va a intervenir. La (el) paciente sale de cirugía con 1 zapato postoperatorio y un vendaje que se cambia cada semana por tres semanas. Los puntos de sutura se retiran a los 12 días. Al cabo de este tiempo la (el) paciente puede utilizar los zapatos convencionales que les sirvan. Debe hacerse una fisioterapia que el paciente puede iniciar solo. Si no hace bien los ejercicios será enviado al fisioterapeuta porque los mejores logros, resultado de la fisioterapia, se producen en los primeros 3 meses. Además debe colocarse un microporo para mantener la posición de los dedos.

La máxima mejoría posible se logra entre los 3 y 6 meses después de la cirugía. La hinchazón o edema es de esperarse por muchos meses después de la cirugía y no debe ser motivo de preocupación.


HALLUX VALGUS

¿Qué es el Hallux Valgus?

Es una deformidad del dedo gordo del pie que consiste en la desviación lateral de la falange proximal con respecto al metatarsiano, que puede asociarse a una prominencia medial de tamaño variable(llamada bunio o juanete) que puede ser dolorosa, estar enrojecida y caliente. Esta deformidad y la prominencia no necesariamente son dolorosas. Hay pacientes que tienen deformidades grandes que no duelen y otras personas que tienen mucho dolor con deformidades pequeñas que no permiten la utilización de ningún calzado, especialmente el estrecho y cerrado.

¿Por qué se produce?

El juanete se presenta por muchas razones. Unas comprobadas y otras no tan ciertas(ej.: caminar descalzo con los pies “acalorados”, ideas muy arraigadas en nuestro medio y que carecen de soporte científico).La causa fundamental es el uso de calzado estrecho y de tacón alto durante años y es por esto que es un problema que se presenta principalmente en mujeres. También tiene cierta relación la herencia, el pie plano y otras causas menos frecuentes.

¿Cómo se maneja?

Como se relaciona al calzado estrecho y puntudo con tacón alto, debe iniciarse el manejo cambiando a uso de calzado cómodo. Los separadores de juanete, que son muy utilizados por las personas, no corrigen ni evitan la progresión de la deformidad. Lo mismo las cremas que se anuncian para tal efecto.

El manejo quirúrgico SOLAMENTE está indicado cuando el juanete es doloroso, independiente del tamaño del mismo. La cirugía estética en el juanete indoloro no debe efectuarse.

Las radiografías que se ordenan se requieren únicamente para definir el tipo de cirugía que se efectuará.

NOTA:

  • La cirugía de juanete por Láser no existe y es una forma malintencionada de algunos médicos para efectuar una cirugía que realmente se lleva a cabo con brocas de corte lateral que cortan el hueso “a ciegas”.

Los separadores de juanete, que son muy utilizados por las personas, no corrigen ni evitan la progresión de la deformidad. Lo mismo las cremas que se anuncian para tal efecto.


NEURONA DE MORTON

¿Qué es un Neuroma de Morton?

Es un engrosamiento de la envoltura de un nervio del pié, generando compresión del nervio. Se acompaña del dolor que se presenta en la parte anterior del pié con sensación de calambre o quemadura entre los dedos de los pies. Se encuentra más frecuentemente entre el tercer y cuarto dedo y aparece al utilizar calzado de punta o estrecho. Ocasionalmente se presenta entre el segundo y el tercero, rara vez entre el cuarto y quinto y prácticamente nunca entre el primero y segundo. En algunas ocasiones hay dolor irradiado proximalmente a la pierna a manera de calambre o corrientazo.

¿Por qué se produce?

Es causado por el engrosamiento de la cubierta del nervio (perineurio) producida por un roce entre dos huesos vecinos (llamados metatarsianos) donde se encuentra el nervio. El engrosamiento del perineurio comprime el nervio produciendo diferentes sensaciones dependiendo de la gravedad del compromiso. En algunas oportunidades el sólo uso de las medias produce dolor intenso.

¿Cómo se maneja?

Cuando los síntomas llevan poco tiempo (menos de 6 meses) el calzado amplio y una infiltración con anestesia y cortisona pueden aliviar completamente el problema. Sin embargo, cuando la mejoría es temporal, no se debe repetir la infiltración más de dos o tres veces, porque puede ser perjudicial (atrofia de la grasa de la planta del pie).

Si los síntomas continúan, se lleva a cabo una cirugía que consiste en cortar el nervio con el neuroma incluido. Esto deja los dos dedos con pérdida parcial de la sensibilidad temporal o definitivamente. No es una anestesia completa y muchas veces los pacientes tienen ya una alteración de la sensibilidad de los dedos porque el nervio está dañado por la compresión.


FASCITIS PLANTAR

¿Qué es la fascitis plantar?

Todos han oído hablar del espolón calcáneo como causa del dolor de talón. El espolón calcáneo se encuentra en la región plantar del hueso del talón (calcáneo) y crece horizontalmente. Puede ser un pequeño pico o una prominencia que puede medir 10 ó 12 mm, sin embargo NO es causante de dolor en el talón. Hay personas con grandes espolones que no duelen y muchos pacientes con dolor de talón que presentan un gran dolor, sin la presencia de un espolón a los rayos X.

La fascitis plantar es una inflamación del sitio donde se adhiere la fascia plantar al calcáneo, esto se llama entesis. La inflamación de la fascia es una entesitis y es la verdadera causante del dolor de talón.

Por roce de cualquier tipo y en cualquier localización

¿Por qué se produce?

La inflamación de la fascia plantar se puede producir por trauma, sobreuso o espontáneamente. Aparece en una gama muy amplia de pacientes, a saber: obesos, delgados, viejos o jóvenes, activos o sedentarios, mujeres u hombres, pero todos estos son personas con escasa o nula flexibilidad (vulgarmente “tiesos”) de los músculos posteriores del muslo y de la pierna. Esto produce una tensión permanente sobre la entesis de la fascia plantar llevándola a microrupturas e inflamación.

¿Cómo se maneja?

Como la causa principal es la falta de flexibilidad o “tiesura”, lo más importante en el manejo es la recuperación de la flexibilidad de los músculos haciendo tres ejercicios caseros, que se efectúan diariamente.

Existen otros métodos adicionales para reducir el dolor, como son: el uso de anti-inflamatorios orales, las taloneras y plantillas, los masajes con hielo o los paños de agua caliente. En caso de dolor excesivo y permanente se puede hacer uso de una infiltración con anestésico y cortisona, pero sigue siendo una indicación excepcional.

Otras modalidades como las ondas de choque se están utilizando en Europa y Estados Unidos con resultados variables.

El manejo con estiramientos diarios arrojan resultados exitosos en el 95 % de los casos haciéndolos diariamente, pero requiere en promedio entre 3 a 6 meses para comenzar a presentar mejoría.

La cirugía está indicada cuando un paciente no mejora con el tratamiento conservador después de 6 meses y los resultados de éxito fluctúan alrededor del 75%.


UÑA ENCARNADA

¿Qué es una uña encarnada?

La uña encarnada es una lesión en el borde de la piel adyacente a la uña por un fragmento de la misma que produce el dolor acompañado de inflamación y enrojecimiento a uno o los dos lados de la uña que afecta principalmente el dedo gordo del pie. Se asocia frecuentemente a una infección sobre agregada que puede producir una secreción fétida asociada a dolor intenso y pulsátil. En casos de larga evolución se puede presentar un “granuloma” al lado del borde de la uña, de color rojizo o fresa, húmedo y de muy mal olor.

¿Por qué se produce?

Hay dos factores que tienen que ver con la aparición de las uñas encarnadas.

Una es la forma del dedo y de la uña y la otra la forma del corte de las uñas. Al cortar las uñas en forma curva se corre el riesgo de dejar una punta de la uña que con la marcha produce la ruptura de la piel y ésta es colonizada por bacterias que se encuentran normalmente en la piel (estafilococo aureus).

¿Cómo se manejan?

En los casos de primera vez basta con el manejo antibiótico por vía oral y el lavado del dedo con agua y jabón. Se puede hacer uso de sustancias secantes como el Domeboro para ayudar al efecto de los antibióticos. Cuando el caso es reiterativo o crónico se inicia el manejo con antibióticos orales para controlar y limitar la infección y se practica una cirugía que consiste en reducir el ancho de la uña. Después de la cirugía el dedo queda con un vendaje, cubriendo la uña y los puntos de sutura que se retiran a los 12 días.


PIE PLANO ADQUIRIDO DEL ADULTO

¿Qué es Pie Plano Adquirido del adulto?

El pie plano adquirido, como su nombre lo indica, es una deformidad adquirida que se presenta en adultos. Es de predominio en mujeres. El pié se hace doloroso por la parte de adentro y se aplana el puente.

¿Por qué se produce?

Por la ruptura de un tendón que ayuda a mantener el arco de pie. Esta ruptura va precedida por dolor en la parte de adentro del tobillo y del pie y si es de larga duración, el puente se aplana y comienza un dolor por la parte de afuera del pie. Hay muchas teorías del porque se rompe el tendón, pero ninguna totalmente aceptada.

¿Cómo se maneja?

Si el problema se detecta rápidamente y sólo hay dolor sin deformidad, se inmoviliza por 6 semanas con un yeso y después se deja una plantilla plástica hasta que cicatrice el tendón (6 a 8 meses). Si lleva más tiempo y presenta deformidad, el manejo es con cirugía.


CALLOS DE LOS DEDOS

¿Qué son?

Se trata de piel gruesa encima de un hueso donde hay un roce permanente entre dos dedos (callo blando) o con el zapato (callo duro). Pueden existir mucho tiempo sin dolor y por algún motivo se hacen dolorosos.

¿Por qué se producen?

Por roce de cualquier tipo y en cualquier localización

¿Cómo se manejan?

Es usual que la gente utilice callicidas o queratolíticos para reducir los callos, sin embargo esto sólo logra reducir el callo pero no su causa. El manejo conservador incluye calzado cómodo, para reducir el roce.

El manejo definitivo requiere quitar el hueso prominente debajo del callo para que este desaparezca.


ATROSCOPIA DE PIE Y TOBILLO

La artroscopia del pie y tobillo está indicada en varias enfermedades que afectan principalmente la articulación del tobillo, en algunos casos de la articulación subtalar, algunos casos muy seleccionados de la articulación del dedo gordo (hallux) y en algunos problemas de tendones.

En el tobillo la artroscopia puede utilizarse para el manejo de lesiones del cartílago o del hueso llamadas lesiones condrales u osteocondrales y en la extracción de cuerpos libres intra-articulares. También está indicada en pinzamiento del tobillo en la región anterior o posterior que pueden ser óseas o de tejidos blandos.

En los casos de problemas de la articulación subtalar también está indicada la artroscopia en el manejo de lesiones condrales u osteocondrales, sinovitis y cuerpos extraños. Para los problemas de tendones se puede utilizar el artroscopio para hacer el diagnóstico de rupturas o inflamaciones (sinovitis).

Área de la meclinica del campestredicina encargada de la conservación, mantenimiento y restauración del sistema músculo esquelético de los niños.

Ortopedia proviene del griego ORTHO que significa “recto” y PEDIA que significa “niño”, por lo tanto, en sus comienzos la ortopedia solo atendía la población infantil con deformidades incapacitantes.

Brinda atención a niños y jóvenes hasta los 18 años con enfermedades o lesiones que afectan el crecimiento o el normal desarrollo músculo esquelético.

Los problemas más comunes que se presenta son:

  • Marcha con puntas de los pies hacia adentro.
  • Marcha con puntas de los pies hacia afuera.

Los dos pueden ser parte del crecimiento normal y se corrigen espontáneamente, pero los padres y los niños deben evaluarse periódicamente, recibir información pertinente y determinar la severidad para definir el tratamiento adecuado.

La Ortopedia Infantil también se ocupa de:

  • Malformaciones musculoesqueléticas de origen congénito, por ejemplo: Síndrome de Down, polidactilia, sindactilias, malformaciones de los pies como el pie plano, pie cavo, etc.
  • Alteraciones del desarrollo, ejemplo: enfermedad displásica de la cadera, caderas luxadas, pie equino varo o pie zambo o pie “chapin”.
  • Alteraciones debidas a enfermedades neuromusculares (ejemplo: parálisis cerebral, mielomeningocele o espina bífida).
  • Trauma: Se ocupa de todos los aspectos del trauma ortopédico infantil, fracturas y el manejo adecuado de sus secuelas.

Profesional en Ortopedia con Subespecialidad en Ortopedia Infantil: Doctor Carlos Augusto Sarassa.

¿Qué es la artroscopia?

La artroscopia se ha empezado a utilizar en los últimos tiempos y ha dado un paso avanzado en la manera como los ortopedistas ofrecen el diagnóstico y el tratamiento frente a las diferentes patologías del sistema músculo-esquelético.

La técnica consiste en hacer pequeñas incisiones para ingresar un lente a la articulación. El lente se une a un monitor o a una cámara, lo que permite observar el aspecto interno de las articulaciones y dar un diagnóstico mucho más acertado y en la mayoría de los casos darle solución a los problemas.

clinica del campestre

clinica del campestreEsta modalidad médica es ejecutada por los médicos ortopedistas de la Clínica del Campestre cuyo campo de acción es aplicar terapias encaminadas al tratamiento de las lesiones deportivas comunes, contribuyendo en la potenciación y recuperación después de las sesiones de entrenamiento.

Doctor Carlos Rodríguez.