HORARIOS DE ATENCIÓN : Lunes a Domingo - 6am a 9pm  
  CITAS EN EL : +57 4 444 - 2006                     

Medicina Interna

MEDICINA INTERNA

Medicina interna

Es la especialidad médica que se dedica a la atención integral del adulto en patologías que no sean quirúrgicas, con énfasis en la promoción y prevención de la salud.

En la Clínica del Campestre su bienestar es nuestra prioridad, profesional en Medicina Interna:Doctor Luis Alfonso Medina Ochoa.

Por ello nuestro equipo médico está dispuesto a ofrecer servicios de alta calidad en patologías como:

¿CÓMO SE HACE EL DIAGNÓSTICO DE LA DIABETES?

Se dice que una persona es diabética si tiene una glicemia en ayunas mayor o igual a 126 mg% en dos pruebas tomadas con 1 semana de diferencia o si es mayor de 200 mg% en cualquier momento del día con una toma de muestra al azar (sin ayuno), en presencia de síntomas.

Cuando los niveles de glicemia en ayunas son mayores de 100 mg% pero menores de 126 mg%, debe realizarse una Prueba Oral de Tolerancia a la Glucosa o curva de glicemia, la cual consiste en suministrar al paciente una carga de 75 gr. de glucosa en 30 cc de agua y realizar una muestra de sangre a las 2 horas después de tomada.

También se utiliza otro parámetro para el diagnóstico de la Diabetes llamado Hemoglobina Glicosilada o HbA1c. Se diagnostica Diabetes si es de 6.5% o más. Cuando está entre 5.7% y 6.4% se denomina prediabetes. Cuando es menor de 5.7% es normal.

¿QUIÉNES CORREN MAYOR RIESGO DE CONTRAER DIABETES?

  • Los hermanos de personas con diabetes.
  • Los hijos de personas con diabetes.
  • Las personas con tolerancia anormal a la glucosa.
  • Las personas mayores de 45 años.
  • Las personas con antecedentes de diabetes tipo 2 en su familia (padres, hermanos).
  • Las personas con sobrepeso y obesidad abdominal, con circunferencia abdominal. .mayor de 90 cm. en el hombre o de 80 cm. en la mujer.
  • Las personas que no hacen ejercicio regularmente.
  • Las personas con niveles bajos de colesterol HDL, triglicéridos altos o con presión arterial alta.
  • Las mujeres que han padecido diabetes gestacional o que han tenido un bebé de más de 4 kilos de peso al nacer.

¿CUÁLES SON LAS SEÑALES DE ALERTA DE LA DIABETES?

  • Frecuencia en la evacuación urinaria.
  • Sed inusual.
  • Hambre excesiva.
  • Pérdida de peso inusual.
  • Fatiga extrema.
  • Infecciones frecuentes.
  • Visión borrosa.
  • Heridas que tardan en curarse.
  • Cosquilleo y adormecimiento en manos y pies.
  • Infecciones recurrentes en la piel, encías o vejigas.

A menudo, las personas con diabetes  no tienen síntomas.

La presión arterial es la fuerza en las arterias cuando el corazón late (presión sistólica) y cuando el corazón está en reposo (presión diastólica). Se mide en milímetros de mercurio (mm Hg).

La presión arterial alta (o hipertensión) se define en un adulto como la presión mayor o igual a 140 mm Hg de presión sistólica, o mayor o igual a 90mm Hg depresión diastólica.

La presión arterial alta aumenta directamente el riesgo de enfermedad coronaria (que conduce al infarto de miocardio) y ataque cerebral, especialmente cuando se presenta con otros factores de riesgo.

La presión arterial alta puede ocurrir en niños o adultos, pero es más común entre las personas mayores de 35 años.

Niveles de presión arterial recomendados por la American Heart Association:

 cuadro hipertension

Factores que contribuyen a la presión arterial alta

La ciencia médica no sabe por qué ocurren la mayoría (90%) de los casos de presión arterial alta, por lo que es difícil decir cómo prevenirla. Sin embargo, sabemos que varios factores, algunos de ellos controlables, contribuyen a la hipertensión arterial y aumentan el riesgo de ataque al corazón y al cerebro.

Factores de riesgo controlables:

  • Obesidad
  • Consumo excesivo de sal
  • Exceso de alcohol
  • Falta de actividad física
  • Estrés

Factores de riesgo no controlables:

  • RAZA: Las personas afrodescendientes tienen presión arterial alta con más frecuencia que los blancos y ésta tiende a aparecer a una edad más temprana y a ser más grave.
  • FACTORES HEREDITARIOS: Si sus padres u otros parientes cercanos tienen hipertensión arterial, es más probable que usted la tenga también.
  • EDAD: En general, a medida que pasan los años, las probabilidades de tener presión arterial alta son mayores. Aparece más comúnmente en las personas mayores de 35 años. Los hombres parecen presentarla con mayor frecuencia entre los 35 y los 55 años. Es más probable que aparezca en las mujeres después de la menopausia. Se calcula que los mayores de 55 años desarrollaran hipertensión arterial en el 90% de los casos.

La presión arterial alta es el principal factor de riesgo modificable para el ataque al corazón. También contribuye a los ataques al cerebro, la insuficiencia cardiaca, la insuficiencia renal, y la aterosclerosis (acumulación de grasa en las arterias). En algunos casos puede causar ceguera.

La única forma de diagnosticar la hipertensión arterial es mediante la toma seriada de la presión arterial. No hay ningún examen de laboratorio que defina el diagnóstico de hipertensión arterial. Una vez hecho el diagnóstico de presión arterial alta, el paciente seguirá siendo hipertenso el resto de su vida y se verá obligado a cambiar su estilo de vida y seguramente al consumo de medicamentos con carácter indefinido.

Recuerde que existe un sistema de toma de PA durante las 24 horas que se llama MAPA (Monitoreo Ambulatorio de Presión Arterial), que es de utilidad en ciertos casos para el diagnóstico de la hipertensión arterial, y que deberá ser solicitado a criterio del médico tratante.

Las comidas bajas en sal reducen el riesgo de presión arterial alta y podrían ayudarle a controlarla. Trate de consumir menos de 2,300 miligramos de sal al día para prevenir. Algunas personas, como los afroamericanos, los adultos de mediana edad y adultos mayores con presión arterial alta, necesitan consumir menos de 1,500 mg por día.

Sustancia blanda, y grasosa que se encuentra en la sangre y en todas las células del organismo. Es normal tener ciertos niveles de colesterol circulante. El colesterol es parte importante de un organismo saludable porque se utiliza para producir membranas celulares y algunas hormonas, además de cumplir otras funciones necesarias del organismo.

Sin embargo, el exceso de colesterol en la sangre es un riesgo importante de enfermedad coronaria (que conduce al ataque al corazón) y de enfermedad vascular cerebral (que causa derrame cerebral).

Hipercolesterolemia es el término médico para denominar a los niveles elevados de colesterol en la sangre. Cuando los niveles que se elevan son los de triglicéridos se llama Hipertrigliceridemia

Algunos pacientes tienen elevados ambos; esto se denomina Dislipidemia mixta.

El colesterol proviene de dos fuentes: el organismo y los alimentos. El hígado y otras células del organismo producen cerca del 75 por ciento del colesterol en la sangre. El 25 por ciento restante proviene de los alimentos que usted consume. El colesterol junto con otras sustancias, puede formar placa, un depósito duro y grueso que puede estrechar las arterias y hacer que sean menos flexibles. A esto se le llama aterosclerosis. Si se forma un coágulo y obstruye una arteria estrecha, puede ocurrir un ataque al corazón o al cerebro.

El colesterol total está compuesto de tres porciones:

  • LDL (que son las iniciales de “Low Density Lipoprotein”): es el colesterol “malo” pues es el que principalmente se deposita en las arterias y las obstruye. El LDL es producido naturalmente en el organismo, aunque muchas personas heredan genes de su madre, de su padre o incluso de sus abuelos que hacen que produzcan demasiado LDL. El consumo en la dieta de colesterol, de grasas saturadas y de grasas trans aumentan la cantidad de LDL en la sangre. Si usted tiene antecedentes familiares de colesterol alto, las modificaciones en el estilo de vida podrían ser insuficientes para ayudar a reducir el colesterol LDL en la sangre pues es probable que usted produzca grandes cantidades de colesterol independientemente del consumo que tenga del mismo.
  • HDL (“High Density Lipoprotein”): El colesterol HDL, es conocido como el colesterol “bueno” pues su función es viajar por toda la sangre recolectando el colesterol LDL para que no se deposite en las paredes de las arterias. El colesterol HDL tiende a sacar el colesterol de las arterias y retornarlo al hígado, donde es eliminado del organismo. Una de las principales formas de mejorar los niveles de colesterol HDL es mediante la práctica del ejercicio de forma regular.
  • VLDL (“Very Low Density Lipoprotein”). Los triglicéridos son un tipo de grasa que produce el organismo. Los triglicéridos elevados pueden deberse al exceso de peso u obesidad, la falta de actividad física, el consumo excesivo de alcohol y una dieta rica en carbohidratos (el 60 por ciento de las calorías totales o más). Las personas con triglicéridos altos con frecuencia tienen el colesterol total alto, con el colesterol LDL (malo) elevado y el colesterol HDL (bueno) bajo. Muchas personas con enfermedades del corazón y/o diabetes también tienen los triglicéridos altos.

Por regla general, las mujeres tienen niveles de colesterol HDL más altos que los de los hombres por la producción de estrógenos. Esto podría explicar por qué las mujeres premenopáusicas generalmente están protegidas contra las enfermedades del corazón. Las mujeres también tienden a tener niveles más elevados de triglicéridos. Los niveles de triglicéridos varían entre 50 y 200 mg/dL, según la edad y el sexo. Con la edad, el sobrepeso, o ambas cosas, los niveles de triglicéridos y colesterol de las personas tienden a aumentar.

El exceso de colesterol en la sangre puede conducir a la enfermedad cardiovascular, la primera causa de muerte en todo el mundo. La buena noticia es que usted puede reducir los niveles de colesterol y con ellos su riesgo de enfermedades del corazón y ataque cerebral. Asuma la responsabilidad de manejar sus niveles de colesterol. Ya sea que le hayan recetado medicamentos o recomendado hacer cambios en el estilo de vida para manejar el colesterol, siga cuidadosamente las recomendaciones de su médico.

Cambios en el estilo de vida

La dieta, el peso, la actividad física y la exposición al humo del tabaco afectan su nivel de colesterol. Estos factores se pueden controlar:

  • Adoptando una dieta saludable para el corazón.
  • Realizando ejercicio regular.
  • Suspendiendo el consumo de cigarrillo.
  • Dieta saludable.

Como se mencionó desde el comienzo, una gran parte del colesterol es producido por el organismo; los alimentos que usted consume son responsables por el resto. Los alimentos de origen animal contienen grandes cantidades de colesterol, como las carnes, las aves, los mariscos, los huevos, la mantequilla, el queso y la leche entera.

Sin embargo, una dieta saludable para el corazón no se trata sólo de lo que no debe comer. También implica consumir una dieta rica en verduras y frutas, con granos integrales, alimentos ricos en fibra, carnes y aves magras, pescado al menos dos veces a la semana y productos lácteos sin grasa. Además, la dieta debe ser baja en grasas saturadas, grasas trans y colesterol.

Ejercicio.

La práctica regular de actividad física está ampliamente recomendada para la prevención y el tratamiento de los desórdenes de colesterol. La Asociación Americana del Corazón recomienda que todo adulto sano entre los 18 y 65 años debe realizar ejercicio físico aeróbico de moderada intensidad durante 30 minutos, 5 días a la semana o ejercicio aeróbico vigoroso durante 45 minutos 3 días a la semana.

Medicamentos para reducir el colesterol.

Por lo general, la terapia farmacológica se indica a la persona que, a pesar de los cambios en la dieta, la actividad física regular y la pérdida de peso, siguen teniendo niveles elevados de colesterol, o aquellas que tienen riesgos elevados de enfermedades del corazón y ataque cerebral.

Los medicamentos modernos han contribuido mucho para ayudar a controlar los niveles de colesterol en la sangre y algunos pueden tratar el colesterol que el propio cuerpo produce. Pero hacer cambios en la dieta y el estilo de vida, además de tomar el medicamento que el médico le recete, es la mejor manera de ayudar a prevenir las enfermedades del corazón. De cualquier manera, usted debe comer una dieta saludable para el corazón y hacer al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada cinco o más días a la semana. También es importante que tome el medicamento exactamente según las indicaciones del médico para lograr la mayor eficacia.

Existen diversos medicamentos que pueden reducir los niveles de colesterol en la sangre. Se pueden recetar individualmente o combinados con otros medicamentos. Su médico determinará la mejor combinación de medicamentos para usted.

Estatinas.

Esta clase de medicamentos actúa en el hígado para prevenir la formación de colesterol. Las estatinas son más eficaces para reducir el colesterol LDL (malo), aunque también tienen efectos moderados en la reducción de los triglicéridos y el aumento del colesterol HDL (bueno).

La mayoría de los efectos secundarios de las estatinas son leves y generalmente desaparecen a medida que el organismo se adapta. Los problemas musculares y las anomalías hepáticas no son comunes, pero su médico le podría ordenar estudios regulares de la función hepática. Las pacientes embarazadas o las personas con enfermedad hepática activa o crónica no deberían tomar estatinas.

Algunos ejemplos de estatinas son los siguientes:

  • Atorvastatina
  • Lovastatina
  • Pravastatina
  • Rosuvastatina
  • Simvastatina

Inhibidores selectivos de la absorción del Colesterol.

Esta clase relativamente nueva de medicamentos reductores del colesterol actúa evitando la absorción de colesterol en el intestino. Los inhibidores selectivos de la absorción de colesterol son más eficaces para reducir el colesterol LDL (malo), pero también tienen efectos modestos en la reducción de los triglicéridos y el aumento del colesterol HDL (bueno).El primer medicamento de esta clase, ezetimiba fue aprobado en 2002 para el tratamiento del colesterol alto y algunas anomalías hereditarias de los lípidos.

 

Las resinas.

Esta clase de medicamentos para reducir el colesterol LDL actúa en el intestino promoviendo una mayor eliminación del colesterol por las heces. El organismo usa el colesterol para producir bilis, un líquido utilizado en el proceso digestivo. Estos medicamentos se fijan a la bilis para que no se pueda usar durante la digestión. El hígado responde produciendo más bilis. Entre más bilis fabrique el hígado, más colesterol utilizará. Eso implica que queda menos colesterol para circular por el torrente sanguíneo. Actualmente la única resina que se consigue es la Colestiramina.

Fibratos.

Los fibratos son medicamentos utilizados para reducir los triglicéridos y, en algunos casos, aumentar modestamente los niveles de colesterol HDL. Estos medicamentos no son muy eficaces para reducir el colesterol LDL. Es por eso que los fibratos generalmente se utilizan en personas que tienen triglicéridos altos o HDL bajo luego de alcanzar el nivel recomendado de LDL. Los fibratos pueden usarse en la terapia combinada con las estatinas bajo el consejo y la supervisión del médico pues puede aumentarse el riesgo de efectos secundarios.

Se consiguen los siguientes fibratos:

  • Gemfibrozil
  • Fenofibrato
  • Ciprofibrato
  • Ácido Nicotínico.

Este medicamento actúa en el hígado disminuyendo la producción del colesterol. El ácido nicotínico se utiliza para reducir los niveles de triglicéridos y colesterol LDL, así como para aumentar el colesterol HDL. Entre los efectos secundarios del ácido nicotínico se pueden encontrar rubor facial, picazón y malestar estomacal, los cuales limitan su utilización. Además deberá monitorizarse la función hepática mediante pruebas de laboratorio. Se recomienda su consumo de manera combinada con una aspirina pequeña de 100 mg.

Los ácidos grasos Omega 3 (eicosapentaenoico y docosahexaenoico).

Son grasas presentes en fuentes de origen animal como los peces de aguas frías y en menor cantidad, en algunos vegetales. Son útiles para la prevención de enfermedades cardiovasculares, consumiéndolos a razón de 500 mg x día (o lo que es lo mismo dos porciones de pescado graso a la semana). Cuando hay factores de riesgo cardiovasculares el consumo deberá ser de 1 gr. x día. Para el tratamiento de la Hipertrigliceridemia, la dosis es de 3 – 4 gr. por dia. Los Omega 3 no sirven para el manejo de la hipercolesterolemia pero pueden utilizarse en terapia combinada con estatinas.

La tiroides es una pequeña glándula localizada en el cuello, encargada entre otras funciones, de la regulación del metabolismo del cuerpo humano.

Existen una gran variedad de enfermedades que pueden afectar la glándula tiroides. Inicialmente nos referiremos a las dos enfermedades que más comúnmente se presentan: HIPERTIROIDISMO e HIPOTIROIDISMO.

HIPERTIROIDSMO

Cualquier condición en la cual existe demasiada hormona tiroidea en el organismo. En otras palabras, la glándula tiroides está hiperactiva.

Síntomas:

La hormona tiroidea generalmente controla el ritmo de todos los procesos en el cuerpo.

Este ritmo se conoce como su metabolismo. Si existe demasiada hormona tiroidea, toda función del cuerpo tiende a acelerarse.

Por lo tanto, no es de sorprender que los síntomas del hipertiroidismo sean nerviosismo, irritabilidad, aumento de la sudoración, palpitaciones, temblor de las manos, ansiedad, dificultad para dormir, adelgazamiento de la piel, cabello fino y quebradizo, debilidad muscular (especialmente en los brazos y muslos). Usted podrá tener defecación más frecuente, pero la diarrea es poco común. Puede perder peso a pesar de tener un buen apetito y, en el caso de las mujeres, el flujo menstrual puede hacerse más ligero y los periodos menstruales ocurrir con menos frecuencia.

El hipertiroidismo generalmente comienza lentamente. Al principio los síntomas pueden confundirse con el simple nerviosismo debido al estrés. Si usted ha estado tratando de perder peso por medio de dietas, puede sentirse complacido con los resultados hasta que el hipertiroidismo, que ha acelerado la pérdida de peso, ocasione otros problemas.

Causas:

La causa más frecuente (en más del 70% de las personas) es la sobreproducción de hormona tiroidea por parte de la glándula tiroides. Esta condición también se conoce como enfermedad de Graves causada por anticuerpos en la sangre, los cuales estimulan a la glándula tiroidea a crecer y segregar exceso de hormona tiroidea. Este tipo de hipertiroidismo tiende a ocurrir en familias, y es más frecuente en mujeres jóvenes. Se sabe muy poco el por qué algunas personas adquieren esta enfermedad.

Otro tipo de hipertiroidismo se caracteriza por uno o varios bultos en la tiroides que pueden crecer gradualmente y aumentar su actividad, de modo que la cantidad de hormona tiroidea liberada en la sangre es mayor que lo normal. Esta condición se conoce como Bocio tóxico nodular o multinodular.

También, las personas pueden tener síntomas temporales de hipertiroidismo si tienen una afección llamada tiroiditis. Esta es causada por un problema con el sistema inmune o una infección viral que hace que la glándula libere hormona tiroidea. También puede ser causado por la ingestión de cantidad excesiva de hormona tiroidea en forma de tabletas.

Tratamiento:

Aunque no existe un tratamiento único, con la recomendación de su médico se puede utilizar:

Drogas antitiroideas.

Drogas conocidas como agentes antitiroideos : metimazol (Tapazol ®) o propiltiuracilo (Tirostat®) pueden ser recetadas si su médico decide tratar el hipertiroidismo obstruyendo la capacidad de la glándula tiroides de producir hormona tiroidea. En un 20-30% de pacientes con enfermedad de Graves, el tratamiento con drogas antitiroideas por un período de 12 a 18 meses resultará en una remisión prolongada de la enfermedad.

Yodo radiactivo.

Otra manera de tratar el hipertiroidismo es dañando o destruyendo las células tiroideas que producen hormona tiroidea. Como estas células necesitan yodo para producir hormona tiroidea, ellas captarán cualquier forma de yodo que esté en la sangre, sea este radiactivo o no. El yodo radiactivo utilizado en este tratamiento se administra vía oral, usualmente en forma de una cápsula pequeña que se toma una sola vez. Una vez que se traga, el yodo radioactivo penetra en la corriente sanguínea y es captado rápidamente por las células tiroideas hiperactivas. El yodo radiactivo que no es captado por las células tiroideas desaparece del cuerpo en cuestión de días. Es eliminado en la orina o transformado por descomposición en un estado no radiactivo. En un período de varias semanas a varios meses (durante el cual se puede utilizar tratamiento con drogas para controlar los síntomas) el yodo radiactivo daña las células que lo han captado. Como resultado la tiroides o los nódulos tiroideos se reducen de tamaño, y el nivel de hormona tiroidea en la sangre vuelve a lo normal. A veces, los pacientes seguirán teniendo hipertiroidismo, pero generalmente menos severo que antes. Para estos pacientes, se puede utilizar un segundo tratamiento si es necesario. Más frecuentemente, después de unos pocos meses sobrevendrá el hipotiroidismo (una glándula hipoactiva). De hecho, la mayoría de los pacientes que son tratados con yodo radiactivo desarrollarán hipotiroidismo después de un periodo de meses a años. El hipotiroidismo puede ser tratado fácilmente con un suplemento de hormona tiroidea que se toma una vez al día.

Cirugía

Su hipertiroidismo puede ser curado en forma permanente removiendo quirúrgicamente la mayor parte de su glándula tiroides. Este procedimiento es mejor que lo realice un cirujano con suficiente experiencia en cirugía de tiroides. La operación puede ser riesgosa a menos que su hipertiroidismo haya sido primero controlado por una droga antitiroidea o un betabloqueador. Usualmente, durante unos días antes de la cirugía, su cirujano puede indicarle tomar unas gotas de yodo no radiactivo (Lugol). Este yodo adicional reduce el suministro de sangre a la glándula tiroides haciendo la cirugía más fácil y más segura. Aunque cualquier cirugía conlleva riesgos, complicaciones importantes de la cirugía de tiroides ocurren en menos del 1% de los pacientes operados por un cirujano con experiencia. Estas complicaciones incluyen daño a las glándulas paratiroides que rodean a la tiroides y controlan sus niveles de calcio en el cuerpo (ocasionando problemas con niveles de calcio bajos) y daño a los nervios que controlan las cuerdas vocales (causando voz ronca).

Después de que la glándula tiroides es extraída quirúrgicamente, la causa de su hipertiroidismo ha sido eliminada y probablemente usted desarrollará hipotiroidismo. Al igual que con el hipotiroidismo que ocurre después del tratamiento con yodo radiactivo, los niveles de hormona tiroidea en la sangre pueden normalizarse tomando una vez al día un suplemento de hormona tiroidea.

Betabloqueadores.

Sin importar cuál de estos tres métodos de tratamiento usted reciba para su hipertiroidismo, su médico podrá prescribir una clase de medicamentos conocidos como agentes betabloqueadores, los cuales obstruyen la acción de la hormona tiroidea del cuerpo. Generalmente estos medicamentos le harán sentir mejor en cuestión de horas, aun cuando ellos no cambian los altos niveles de hormona tiroidea en la sangre. Estas drogas pueden ser extremadamente útiles en reducir su frecuencia cardíaca, los temblores y el nerviosismo hasta que una de las otras formas de tratamiento haya tenido la oportunidad de ejercer su efecto. La primera de estas drogas que se desarrolló fue el propanolol (Inderal®). Existen otras que también son de utilidad como metoprolol, carvedilol, nadolol, atenolol.

HIPOTIROIDISMO

Refleja una glándula tiroides hipoactiva. Significa que la glándula tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea para mantener el cuerpo funcionando de manera normal. Las personas hipotiroideas tienen muy poca hormona tiroidea en la sangre.

Síntomas

Cuando los niveles de hormona tiroidea están bajos, las células del cuerpo no pueden recibir suficiente hormona tiroidea y los procesos corporales comienzan a funcionar con lentitud. A medida que el cuerpo comienza a funcionar con lentitud, usted podrá notar que siente más frío y se fatiga más fácilmente, que su piel se reseca, que tiene tendencia a olvidarse de las cosas y a encontrarse deprimido y a notar estreñimiento. Como los síntomas son tan variados, la única manera de saber con seguridad si tiene hipotiroidismo es haciéndose las pruebas de sangre.

Causas

Existen muchas razones diferentes por las cuales las células de la glándula tiroides no pueden producir suficiente hormona tiroidea. Aquí están las principales causas, desde la más común a la menos frecuente.

Enfermedad autoinmune.

En algunas personas el sistema inmune que protege al cuerpo contra infecciones extrañas, puede confundir a las células tiroideas y sus enzimas con agentes invasores y atacarlas. En consecuencia no quedan suficientes células tiroideas y enzimas para producir cantidad adecuada de hormona tiroidea. Esto es más común en mujeres que en hombres. La tiroiditis autoinmune puede comenzar repentinamente o se puede desarrollar lentamente en el curso de varios años. Las formas más comunes son la tiroiditis de Hashimoto y la tiroiditis atrófica.

Extracción por medio de la cirugía de una parte o la totalidad de la glándula tiroides.

Algunas personas con nódulos tiroideos, cáncer de tiroides o enfermedad de Graves necesitan cirugía para eliminar una parte o la totalidad de la glándula tiroides. Si se quita toda la glándula, la persona sin duda desarrollará hipotiroidismo. Si se deja intacta una parte de la tiroides, ésta puede producir suficiente hormona tiroidea para mantener los niveles sanguíneos dentro de un rango normal.

Tratamiento con yodo radiactivo.

Algunas personas con enfermedad de Graves, bocio nodular o cáncer de tiroides son tratados con yodo radiactivo con el fin de destruir la glándula tiroides. Pacientes con enfermedad de Hodgkin, linfoma o cánceres de la cabeza o el cuello son tratados con radiación. Todos estos pacientes pueden perder una parte o la totalidad de su función tiroidea.

  • Hipotiroidismo congénito (hipotiroidismo con el que el niño nace).

Algunos bebés nacen sin la glándula tiroides o con una glándula que está sólo parcialmente formada. Otros pocos tienen una parte o toda la glándula tiroides en el lugar incorrecto (tiroides ectópica). En algunos bebés, las células tiroideas o sus enzimas no funcionan en forma normal.

Tiroiditis

La tiroiditis es una inflamación de la glándula tiroides, generalmente causada por un ataque autoinmune o por una infección viral. La tiroiditis puede hacer que toda la hormona tiroidea que estaba almacenada, sea liberada repentinamente en la sangre, causando hipertiroidismo de corta duración (demasiada actividad tiroidea); luego la glándula se vuelve hipoactiva.

Medicamentos

Medicamentos como la amiodarona, el litio, el interferón alfa y la interleukina-2 pueden impedir que la glándula tiroides produzca hormona tiroidea en forma normal. Estas drogas pueden causar hipotiroidismo más frecuentemente en pacientes con una predisposición genética a desarrollar enfermedad tiroidea autoinmune.

Muy poco yodo

La glándula tiroides debe disponer de yodo para producir hormona tiroidea. El yodo entra al cuerpo con los alimentos y viaja a través de la sangre hasta la tiroides. Para mantener balanceada la producción de hormona tiroidea se necesita una cantidad de yodo adecuada. Colombia fue declarada por la UNICEF desde 1998 como un país libre de la deficiencia de yodo, gracias a las campañas de yodización del agua y la sal.

Daño a la glándula pituitaria o hipófisis

La hipófisis, que es una glándula localizada en la base del cráneo y ha sido llamada la “glándula orquesta” le dice a la tiroides cuánta hormona tiroidea debe producir. Cuando la pituitaria ha sido dañada por un tumor, radiación o cirugía, ya no podrá darle instrucciones a la tiroides, y en consecuencia, la glándula tiroides dejará de producir suficiente hormona.

 

 

Trastornos infiltrativos raros de la tiroides.

En algunas personas, ciertas enfermedades causan un depósito de sustancias anormales en la tiroides. Por ejemplo, la amiloidosis puede depositar proteína amiloidea, la sarcoidosis puede depositar granulomas, y la hemocromatosis puede depositar hierro.

Tratamiento:

El hipotiroidismo no se puede curar. Pero en casi todos los pacientes el hipotiroidismo se puede controlar por completo. Este se trata reemplazando la cantidad de hormona tiroidea que su tiroides ya no puede producir, para devolver su TSH y T4 a niveles normales. Es así como aún cuando su glándula tiroides no pueda funcionar normalmente, el reemplazo de T4 puede restaurar los niveles de hormona tiroidea en su organismo y las funciones de su cuerpo. Las tabletas de levotiroxina sintética contienen hormona exactamente igual a la T4 que produce normalmente su glándula tiroides. Todos los pacientes hipotiroideos excepto aquellos con mixedema severo pueden ser tratados en forma ambulatoria, sin tener que ser hospitalizados. La tiroxina se debe tomar en ayunas, con estómago vacío. Deberá haber un intervalo de por lo menos 30 minutos entre la toma del medicamento y el consumo de algún alimento. No debe tomarse simultáneamente la levotiroxina con calcio, sulfato ferroso, colestiramina, antiácidos

RECOMENDACIONES PARA PACIENTES CON DISAUTONOMÍA Y SÍNCOPE MEDIADO NEURALMENTE

¿QUÉ SIGNIFICA DISAUTONOMÍA?

Este término se refiere a una alteración transitoria en algunos mecanismos corporales encargados de la autorregulación. El SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO está encargado de controlar funciones automáticas del organismo, como la presión arterial, el pulso, la temperatura y la respiración. Cuando ocurren alteraciones es ese sistema generalmente se habla de DISAUTONOMÍA.

¿CÓMO SE MANIFIESTA?

La DISAUTONOMÍA puede causar episodios de síncope. También puede manifestarse por mareos, palpitaciones, sudoración anormal, fatiga, falta de fuerzas o dolor de cabeza. En algunas personas pueden ocurrir otros sintomas menos comunes. Cuando la DISAUTONOMÍA produce síncope, los médicos acostumbran darle el nombre de síncope mediado neuralmente, o síncope neurocardiogénico. No es un problema directo del sistema nervioso ni del corazón.

¿QUÉ SIGNIFICA SÍNCOPE?

Es una pérdida momentánea y transitoria del estado de conciencia, con presentación súbita y recuperación completa, ocasionada por disminución del flujo sanguíneo cerebral.

¿A QUÉ PERSONAS LES PUEDE DAR?

Aunque es más frecuente en mujeres jóvenes, cualquier persona puede presentar este tipo de transtornos.

 

¿POR QUÉ OCURRE?

No se sabe a ciencia cierta cual es la razón para que aparezca. Algunos investigadores creen que la vida moderna ha producido cambios desfavorables en el estilo de vida. Estos cambios hacen que la gente se siente mas tensionada, pase más tiempo trabajando, se alimente inadecuadamente, se vuelva más sedentaria y realice pocas actividades al aire libre. Esto afectaría los sistemas que controlan la presión arterial y el pulso, produciendo DISAUTONOMÍA.

¿PODRÍA SER UNA BAJA DE AZUCAR?

Hace algunos años, cuando no se conocía bien la DISAUTONOMÍA, se pensaba que muchas de las persones que se mareaban o sufrían de síncope tenían hipoglucemia (descenso del azúcar en la sangre). Con los avances en el conocimiento médico se han encontrado que muchas personas con ese diagnóstico, estaban en realidad sufriendo de DISAUTONOMÍA.

¿PODRÍA SER EPILEPSIA?

Tanto los pacientes con DISAUTONOMÍA como con epilepsia pueden caerse, perder la conciencia y presentar rigidez o movimientos extraños. Se requiere el concepto de un médico y la realización de algunos exámenes para diferenciar la causa.

¿QUÉ PELIGROS TIENE?

Cuando se sospecha la existencia de DISAUTONOMÍA es conveniente consultar ya que el tratamiento mejora la calidad de vida y puede restablecer la totalidad de las capacidades físicas. La falta de tratamiento hace que el paciente sienta molestias innecesarias y tenga riesgo de sufrir caidas y golpes.

¿ES CURABLE?

La DISAUTONOMÍA es una alteración transitoria y curable. Casi todos los pacientes se mejoran cuando el tratamiento se realiza de manera adecuada.

¿POR QUÉ AL ESTAR DE PIÉ MUCHO RATO, SE EMPEORAN LOS SINTOMAS?

Cuando una persona está en posición de pié, la fuerza de la gravedad hace que una buena cantidad de sangre se quede en las piernas. Esa sangre puede hacer falta para que el cerebro reciba suficiente oxigeno y ello llevar a que se presenten mareos y síncope. En las personas sanas eso no sucede porque el sistemas nervioso autónomo compensa los cambios.

¿CÓMO SE DIGNOSTICA LA DISAUTONOMÍA?

El diagnóstico debe se realizado por un médico. Después de analizar los síntomas, revisar al paciente y realizar algunos exámenes, el médico determina si el caso es compatible con ese diagnóstico.

¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO DE LA DISAUTONOMÍA?

La mayoría de los paciente mejoran con medidas generales, que se mencionarán a continuación. Algunos pacientes pueden requerir tratamiento con medicamentos. El tratamiento más adecuado para cada paciente será determinado por el médico tratante.

¿CUÁLES SON LAS RECOMENDACIOES MÁS UTILES PARA EL PACIENTE CON DISAUTONOMÍA Y SINCOPE MEDIADO NEURALMENTE?

A continuación se enumeran las recomendaciones que se han encontrado más útiles en el manejo de la DISAUTONOMÍA. Recuerde que debe consultar con el médico si éstas medidas son adecuadas para su caso:

Desayune en la primera hora después de levantarse, antes de salir de la casa. Desayune bien. Para el paciente con DISAUTONOMÍA, el desayuno es una parte muy importante del tratamiento. Recuerde que no es recomendable dejar el desayuno para más tarde, ya que eso afecta los mecanismos que regulan la presión arterial. Acompañe el desayuno de alimentos con alto contenido de sal. Aunque los cereales y la fruta son saludables, no se recomiendan para el desayuno del paciente con DISAUTONOMÍA debido a que tienen un bajo contenido de sal.

  • No suprima ninguna comida y trate de realizar seis comidas al día: desayuno, media mañana, almuerzo, algo, comida y merienda. Evite que alguna de esas comidas sea demasiado abundante.
  • Disminuya o suprima el consumo de cafeína (café, té, bebidas cola, etc.) y de alcohol.
  • Si su médico lo autoriza, incremente el consumo de líquidos. Trate de tomar mas de un litro de agua durante las mañanas. Acostumbre bebidas hidratantes con contenido de sal (consomé casero, consomé instantáneo, etc.).
  • Si su médico lo autoriza, aumente el consumo de sal con los alimentos. En la media mañana trate de consumir una fruta con sal o pasabocas salados (maní, maicitos, chitos, galletas de soda, etc.).
  • Controle el consumo de azúcares y su derivados (panela, azúcar, miel de abejas, gaseosas, etc.).
  • Consuma ensalada al almuerzo y a la comida, varias porciones de fruta al día y prefiera los productos integrales.
  • Realice ejercicio más de tres veces por semana. Antes de iniciar el ejercicio y durante éste, ingiera líquidos. Los pacientes con disautonomía pueden tener problemas cuando realizan ejercicio sin tener una adecuada hidratación.
  • Programe frecuentes actividades al aire libre y bajo el sol.
  • Evite las aglomeraciones en espacios reducidos por tiempo prolongado.
  • Evite permanecer de pié por tiempo prolongado.
  • Tenga cuidado con el uso de duchas calientes, baños turcos y saunas; éstos pueden producir deshidratación e hipotensión, precipitando las crisis.
  • Algunas personas pueden mejorar con medias o calcetines elásticos , como los que usan las personas con várices. Usarlos sólo bajo prescripción médica.
  • Recuerde que las peores crisis pueden evitarse: aprenda a reconocer su inicio y tome medidas inmediatas con el fin de evitar caidas y traumas. Cuando usted considere que está empezando una crisis, trate de cambiar de actividad, consuma agua, bebidas hidratantes con contenido de sal o líquidos de cualquier clase. Realice tensión muscular en brazos y piernas. Si eso no es suficiente, recuéstese y eleve las piernas.

Visite al médico regularmente y siga sus recomendaciones.